La displasia broncopulmonar (DBP) es una enfermedad pulmonar obstructiva crónica severa que se presenta casi totalmente en prematuros, principalmente en los menores de 1000g de peso y 28 semanas de edad gestacional, consecutivo a una intervención terapéutica, que desarrolla una insuficiencia respiratoria después de la primera semana de vida, con anormalidades radiológicas pulmonares y necesidad de oxígeno suplementario a los 28 días de edad, o mejor aún, después de las 36 semanas de edad gestacional.

La DBP se presenta casi siempre en prematuros que han tenido Enfermedad de la Membrana Hialina (EMH o SDR), tratados con ventilación mecánica con alta concentración de oxígeno y presión positiva intermitente, que en vez de haber tenido una mejoría habitual a los 3 ó 4 días muestran un empeoramiento de su cuadro respiratorio. En ocasiones se presenta en neonatos que han tenido apneas, aspiración meconial o cardiopatía congénita, que reciben ventilación mecánica con alta concentración de oxígeno; pero en estos casos no siguen el patrón clásico.

Fue descrita por primera vez por Northway en 1967 quien señaló 4 estadios, según los cambios radiográficos del pulmón. Estos estadios no ocurren siempre, por lo que no se considera actualmente hacer el diagnóstico sólo por las alteraciones radiográficas. Además, no todos los pacientes que reciben oxígeno prolongado tienen en la radiografía de tórax las apariencias descritas por Northway y los cuidados actuales evitan las alteraciones radiográficas severas, por lo que el diagnóstico actualmente es clínico y por eso se utiliza también el nombre de enfermedad crónica pulmonar (ECP).

Se describe sólo como DBP cuando existen las alteraciones radiográficas características señaladas por dicho autor.  Algunos prematuros de muy bajo peso que requieren ventilación mecánica por apneas o insuficiencia respiratoria no siguen el desarrollo patogénico clásico. La incidencia ha aumentado en los últimos años por el incremento de nacidos de <1500 g de peso y el aumento de la supervivencia neonatal. Se reporta de 10 a 30 % en prematuros <1500 g y hasta 50 % en menores 1000g; es inversamente proporcional a la edad gestacional. El 37 % de los prematuros sin SDR tienen clínicamente pulmones maduros, pero no están exentos de tener DBP.

Clínica y experimentalmente los esteroides antenatales y/o la corioamnionitis están asociados a una maduración pulmonar temprana (con menos incidencia deSDR), pero en modelos experimentales ambos disminuyen la alveolización, lo que favorece la DBP. La corioamnionitis incrementa la respuesta inflamatoria del pulmón del prematuro a la ventilación mecánica. En los neonatos ventilados por más de 2 semanas la incidencia es hasta del 40 %.

Documentos para descargar:

[box type=”download”] Displasia Broncopulmonar, The Lancet[/box]

[box type=”download”] Oxygen and Oxidative stress in BPD[/box]

[box type=”download”] Genetic and epidemiological risk factors in the development of BPD[/box]

[box type=”download”] Prevention and treatment of bronchopulmonary dysplasia[/box]

Anuncios

One thought on “Displasia Broncopulmonar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s