Nuevas Guías sobre Rinosinusitis Aguda

Estándar

Las nuevas guías de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (IDSA) insisten en que la mayor parte de los casos de Rinosinusitis Aguda son causadas por virus y no deben ser tratadas con antibióticos.

De acuerdo a la evidencia actual, hasta 98% de los casos se producen por virus y por lo tanto no responderán a antibióticos. Las Guías fueron propuestas por un panel de 11 miembros liderados por el Dr. Anthony W. Chow, profesor emérito de infectología en la Universidad de la Columbia Británica en Vancouver, Canadá e incluyeron contribuciones de expertos de los Centros de Control de Enfermedades (CDC), el Colegio Americano de Médicos, la Sociedad de Medicina Académica y la Academia Americana de Pediatría.

Se considera que el principal motivo de la prescripción de antibióticos en las infecciones rinosinusales es que no existe hasta el momento una prueba que permita en forma rápida y precisa, diferenciar si la infección es viral o bacteriana, aunque se proponen ciertos parámetros clínicos útiles. De este modo, muchos médicos indicaremos antibióticos “por si acaso”. Sin embargo, no es necesario insistir ni recordar que el uso de antibióticos en las infecciones virales incrementa la resistencia antibiótica, los costos y los riesgos de efectos adversos.

Aunque en México desde hace ya tiempo se considera, algo que causó controversia en EUA fue la postura de la guía respecto al uso de Amoxicilina con Ácido Clavulánico como el antibiótico de elección en el inicio empírico del tratamiento (cuando se sospecha la etiología bacteriana), la recomendación previa y que aún es apoyada por otras organizaciones médicas de dicho país es el uso de Amoxicilina simple.

Respecto a otros fármacos, en esta ocasión, la guía se opone al uso de otros antibióticos como Azitromicina, Claritromicina y Trimetoprim y Sulfametoxazol por el hallazgo de mayor resistencia. Entonces ¿Cuál es el tratamiento antibiótico recomendado en pacientes alérgicos a los betalactámicos? En el caso de los niños la guía considera en la Hipersensbilidad tipo I a la Penicilina el uso de Levofloxacino, y en la Hipersensibilidad no tipo I la combinación de Clindamicina con una Cefalosporina de tercera generación por vía oral.

Otras recomendaciones son la prescripción de intervalos cortos de tratamiento antibiótico, evitar el uso de descongestivos y antihistamínicos y promover el uso de soluciones estériles para el lavado nasal.

Esta actualización, de una de las Sociedades de mayor importancia a nivel mundial en Enfermedades Infecciosas, resulta totalmente controversial, la dejamos a su consideración y recordemos que la mayor parte de las recomendaciones, sobre todo las referentes a la elección del antibiótico empírico, se hacen en base a estudios microbiológicos que denotan siempre un comportamiento local de las resistencias que muestra cada especie bacteriana. En nuestro país, aunque desafortunadamente no hay gran cantidad ni calidad en este tipo de estudios, observamos respuesta clínica a la mayor parte de los antibióticos que la IDSA ha dejado de recomendar, es posible sin embargo, que esta respuesta favorable se deba a la resolución de una infección viral que consideramos bacteriana “por si acaso”.

[box type=”download”]

IDSA Guidelines: Rinosinusitis Aguda 2012

[/box]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s