Criptorquidia


En el número de junio de la revista Pediatrics se publicó una excelente revisión sistemática acerca de la efectividad del tratamiento hormonal y el manejo quirúrgico de la criptorquidia que se resume someramente a continuación:

La criptorquidia es una condición congénita en la que al nacer 1 o ambos testículos no se localizan en forma adecuada en el escroto y no pueden moverse a su posición propia en forma manual. Afecta aproximadamente al 3% de los recién nacidos de término y hasta el 30% de los recién nacidos pretérmino lo que la hace ser la anomalía genital más comun en los hombres identificada al nacer. A pesar de que el 70% de los testículos criptorquídicos descienden espontáneamente en el primer año de vida (más frecuentemente en los primeros 3 meses), el número de niños en los que la condición persiste es de al rededor del 1%.

Localización del testículo no descendido.
Localización del testículo no descendido.

Las consecuencias a largo plazo incluyen la malignización testicular y la infertilidad/subfertilidad. Una vez que se diagnostica las opciones terapéuticas incluyen la observación, el tratamiento hormonal o la cirugía. En la práctica clínica la elección de la terapia inicial se hace en base a la edad de presentación y la localización del testículo criptorquídico. La observación puede emplearse en niños menores de 1 año de edad con testículos de localización muy baja en los que el descenso es una probabilidad real (porciones inferiores del canal inguinal, orificio inguinal inferior). El tratamiento hormonal y el quirúrgico son opciones que se escogen en base a la localización y apariencia del testículo no descendido.

El tratamiento hormonal con análogos de la hormona liberadora de hormona luteinizante (LHRH) y/o hormona gonadotropina coriónica humana (hCG) puede incrementar los niveles circulantes de andrógenos y de esta forma promover el descenso testicular.

Las opciones quirúrgicas incluyen diversas técnicas de orquidopexia o de orquiectomía. La orquidopexia primaria (mobilización quirúrgica del testículo hacia el escroto y fijación) se realiza usualmente para testículos criptorquídicos palpables que son relativamente de tamaño y apariencia normal y que se localizan en el canal inguinal. La orquiectomía se realiza en los casos en los cuales el testículo se encuentra pequeño o atrófico muy probablemente con tejido germinal escaso o no viable.

Para los testículos no palpables localizados justo dentro del orificio inguinal interno o en el abdomen, el manejo quirúrgico es mas complicado y depende de la localización en el abdomen y la longitud de los vasos gonadales. Si el testículo es de tamaño y apariencia normales y si los vasos son de longitud adecuada se realiza una orquidopexia primaria. Si los vasos son tan cortos que impiden una localización no tensa del testículo en el escroto se realiza una orquidopexia de Fower-Stephens (FS), en este procedimiento se ligan los vasos testiculares promoviéndose el desarrollo de circulación colateral de la arteria deferencial y del sistema cremasteriano. Este procedimiento pude realizarse como un solo paso quirúrgico en el que se ligan los vasos y se moviliza el testículo en su posición adecuada dentro del escroto o como un procedimiento en dos pasos en el que los vasos se ligan en un primer evento y se mantiene en su posición abdominal esperando el desarrollo de su circulación colateral y en un segundo evento quirúrgico, usualmente 3 a 6 meses después, el testículo se moviliza a su posicióne escrotal. Tanto la orquidopexia primaria como la orquidopexia de FS pueden realizarse en forma abierta o laparoscópica.

La finalidad inmediata de las medidas terapéuticas comentadas es la relocalziación del testículo no descendido en una posición “normal” en el escroto. Otros beneficios incluyen la preservación de la fertilidad, la prevención de la malignización testicular y aspectos psicológicos y de imagen corporal.

En el artículo comentado los autores realizaron una revisión sistemática del manejo hormonal y quirúrgico de la criptorquidia. Encontraron un buen número de estudios que efectúa comparaciones entre estos métodos así como entre las diferentes opciones terapéuticas en cada categoría, sin embargo solo 7 estudios mostraron una calidad metodológica adecuada. En el caso del tratamiento hormonal la mayor parte de los estudios fueron de calidad pobre, con tasas de éxito muy variables, aunque en general demuestran una tasa de descenso testicular ligeramente superior tanto para LHRH y hCG en comparación con el placebo; se reportan además algunos efectos adverso de virilización incluyendo el incremento en la longitud del pene, erecciones frecuentes y crecimiento testicular aunque en forma transitoria ya que desaparecen al suspenderse el tratamiento.

Respecto al tratamiento quirúgico los abordajes se asociaron con tasas de éxito de 33 a 100%, los promedios ponderados fueron de 96.4% para la orquidopexia primaria, de 78.7% para la cirugía de FS de una etapa y de 86% para la cirugía de FS de dos etapas. Es decir se observó mayor respuesta en la orquidopexia primaria respecto al procedimiento de FS, auqnue esta diferencia se atribuyó a que la localización del testículo es mucho más alta cuando se ejecuta la cirugía de FS. Los estudios que comparan las técnicas laparoscópicas con la cirugía abierta revelan tasas de éxito similiares aunque, como es de esperarse, en el primer caso el tiempo de convalecencia y el dolor postoperatorio son menores.

Los autores concluyen que aún se requieren estudios clínicos mayores y de mejor calidad metodológica para establecer recomendaciones basadas en un mayor nivel de evidencia.

PARA CONSULTAR EL ARTICULO ORIGINAL

Penson D, Krishnaswami S, Jules A, McPheeters ML. Effectiveness of Hormonal and Surgical Therapies for Cryptorchidism: A Systematic Review. Pediatrics 2013; 131(6):e1897-907.

Anuncios

3 thoughts on “Criptorquidia

  1. Hola! Mi hijo tiene 5 años hoy y lo operaron a los 10 meses para hacer desender ambos testiculos. Alli se encontraron con ambos atrofiados y se los sustrajeron. Mi inquietud es como va a ser su vida en adelante, mi pediatra dice q con tratamiento hormonal el podra tener una vida normal, aunque sin hijos claro. Igualmente no conozco a nadie con este problema y la verdad es q me gustaria saber de la vida de alguien mas. Gracias.

    1. Hola Lorena.Yo operó a mi nene de dos años y medio el lunes un testículo no bajó podrás explicarme cm fue el procedimiento.estoy muy nerviosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s